miércoles, 8 de septiembre de 2010

ANTEPROYECTO DE LA ADQUISICIÓN DE UNA PLANTA INDUSTRIAL DE ALTA TECNOLOGÍA ITALIANA, PRODUCTORA DE VIVIENDAS

INTRODUCCIÓN
En ésta presentación, sólo voy a exponer los productos que fabrica la planta industrial de alta tecnología italiana, que una vez ensamblados los paneles, obtendremos como resultado una vivienda confortable. Sí, ésta planta de alta tecnología se compone de (8) máquinas, (2) tanques de carga del poliestireno en perlas, y (1) máquina de calor para compactar los paneles, la misma requiere de un espacio de funcionamiento de 3000mts2, entre oficinas y área de producción para desarrollar los preciados componentes del material compuesto. El PENTANO (poliestireno en granos), componen la materia prima junto con el ACERO ambas las tenemos en la República Bolivariana de Venezuela.
El último precio del que tengo conocimiento es de un costo de 3000€ para el año 2006 sin el flete de traslado incluido, ya que debido a información que obtuve, la empresa que manufactura éstas máquinas desplegó un mecanismo de seguridad con ésta información; sin embargo aquí en Venezuela, existen (2) empresas privadas que cuentan con ésta tecnología.
La planta industrial está diseñada para producir (20) viviendas en (8) horas diaria, también puede operar perfectamente las (24) horas del día sin parar, aumentando los niveles de producción.
Una vez adquirida la planta industrial, desde la compañía líder EMMEDUE S.P.A, quienes son los fabricantes y diseñadores de éstas industrias; se encargan de asignar un experto, que permanecerá por un período de (5) cinco años en las instalaciones de la planta, con la finalidad de entrenar al personal operador.
La adquisición de una planta industrial de alta tecnología, productora de viviendas nos haría participar en la contribución social de nuestro proceso revolucionario para dignificar a nuestro pueblo con una vivienda.
Los costos por unidad, negociables, no excederían de lo que propone el estado actualmente, entre 70.000,00 Bs y 120.000,00 Bs.
De acuerdo a la organización comunal y el avance en la planificación, propongo una EMPRESA DE PRODUCCIÓN SOCIAL, para la comuna de la Parroquia del Valle.


EMPRESAS CAPITALÍSTAS EXISTENTES EN VENEZUELA ACTUALMENTE.
VENEZUELA
EMEDOS VENEZUELA C.A.
Maracaibo
INDUSTRIAS ISOTEX C.A
Caracas/La Victoria

Ésta empresa líder, EMMEDUE, S.P.A, está ubicada geográficamente en el país de ITALIA y Venezuela no tiene ningún convenio con Italia en cuanto a ésta tecnología; en este caso, desde ésta propuesta seríamos los pioneros en proponer ésta alta tecnología para el socialismo, para las comunas como EMPRESA DE PRODUCCIÓN SOCIAL.
En la Parroquia del 23 de Enero ya se cuenta con la experiencia de organización comunal que adquiere una planta empacadora de azúcar y una productora de pañales desechables; ambas utilizan cómo materia prima los productos derivados del petróleo, como lo es el poliestireno, en este sentido la planta industrial utiliza materia prima que la tenemos aquí en nuestro país y que en un proceso de expansión de la materia prima, obtendríamos los panel para construir una vivienda; los paneles son livianos de fácil manejo y una vivienda se construye en un promedio de (7) a (10) días, pueden ser trasladados en una camioneta tipo pi-cup hacia el lugar donde se va a construir; en otro de los casos la vivienda puede ser levantada de sus cimientos y trasladada a otro lugar. Las bondades de la planta industrial bien vale la pena colocarla en las manos de la comunidad organizada.
A través del FONDO BICENTENARIO, podríamos adquirir ésta planta industrial de alta tecnología manufacturada en Italia, traerla a Venezuela, contribuir con el déficit de vivienda y ayudar al proceso que estamos construyendo.
Otra de las propuestas que acompaña a la principal, es que podríamos donar una vivienda por mes de acuerdo al diagnóstico de los Consejos Comunales a una familia que se encuentre en estado de necesidad e ir aumentando las donaciones de acuerdo a la producción.
La empresa líder EMMEDUE, ha diseñado una planta móvil, como un recurso de fácil instalación, como uno de sus nuevos productos y también tiene el diseño fijo.
Por otro lado yo, he tenido la oportunidad de conocer ésta planta industrial de alta tecnología y me parece muy oportuno adquirirla a propósito de la solicitud, del llamado de nuestro Presidente Hugo Rafael Chávez Frías, para ayudar al desarrollo del país con nuestras iniciativas, haciendo referencia al Artículo 308. El Estado protegerá y promoverá la pequeña y mediana industria, las cooperativas, la pequeña y mediana industria, las cooperativas, las cajas de ahorro, así como también la empresa familiar, la microempresa y cualquier otra forma de asociación comunitaria para el trabajo, el ahorro y el consumo, bajo régimen de propiedad colectiva, con el fin de fortalecer el desarrollo económico del país, sustentándolo en iniciativa popular. Se asegura la capacitación, la asistencia técnica y el financiamiento oportuno. En nuestra constitución tenemos el rango que nos legítima como poder constituido, como poder popular, debemos unirnos en este esfuerzo y tocar todas las puertas; alguna se abre y le pido a Dios creador de todas las cosas en ésta tierra, que sea ésta.
El página GOOGLE, youtube emme due, tecnología en construcción, podemos disfrutar de videos que nos muestran el producto final y su resitencia.
En la empresa líder EMMEDUE, tienen un departamento que atiende específicamente a VENEZUELA.
En lo personal conozco ésta planta industrial de alta tecnología como la palma de mi mano, la podría tocar con los ojos vendados y reconocería cada una; el asunto es que no he logrado un buen respaldo para llevar a cabo este sueño.
“Se trata de un esfuerzo humanista y solidario para construir con la fuerza de los sueños, que es lo que impulsa la praxis de la ciencia, los saberes y la educación”…[cita abstraída del Libro: PENSAMIENTO PEDAGÓGICO EMANCIPADOR LATINOAMERICANO POR UNA UNIVERSIDAD POPULAR SOCIALÍSTA DE LA REVOLUCIÓN VENEZOLANA. 1era. EDICIÓN UBV 2007.]


PANELES QUE PRODUCE LA PLANTA INDUSTRIAL DE ALTA TECNOLOGÍA ITALIANA
Manejabilidad y facilidad de montaje
El panel EMMEDUE® se puede fácilmente transportar a mano ya ensamblado y con dimensiones superiores a los 4 m2 hasta por uno o dos personas.




Sucesivamente, en la fase de montaje, puede ser trabajado y posicionado manualmente por una sola persona, sin necesidad de usar medios de carga y descarga. Esto simplifica y acelera la puesta en obra de los paneles en cualquier situación.




Las operaciones no necesitan de ninguna manera de mano de obra calificada.




Predisposición de las huellas para las instalaciones
La predisposición de las instalaciones es fácil y no necesita trabajos de albañilería.



Las huellas en el poliestireno se efectúan por medio de un generador de aire caliente y las canalizaciones de las instalaciones se colocan atrás de la red metálica.


En el caso de tubos rígidos o semirrígidos la red metálica se corta por el largo necesario usando sencillamente cizallas y luego se restaura con piezas de mallas llanas de refuerzo.



Los componentes
El elemento base del sistema constructivo es un panel modular constituido por dos redes de acero galvanizado electrosoldadas, unidas entre ellas por medio de conectores, con intercalada una placa de poliestireno expandido oportunamente moldeada.
Las redes
La EMMEDUE® es productora calificada de redes de acero de elevada resistencia formadas por barras de diámetro variable entre 2,5 y 5 mm.
Se pueden proporcionar paneles con redes de diferentes diámetros y características geométricas.
Todos los procedimientos que intervienen en la producción de los elementos que componen el sistema EMMEDUE® se someten continuamente a los controles que exige la normativa ISO.
La Empresa posé un laboratorio interno para la ejecución de pruebas sobre las redes que somete a los controles de calidad de parte de técnicos del Politécnico de Milán para la emisión de los certíficados relativos.



El poliestireno (EPS)
El elemento base del sistema constructivo es un panel de poliestireno expandido autoextinguible, oportunamente moldeado que desempeña la función sea de encofrado desechable sea de capa aislante.
El EPS (poliestireno expandido sinterizado) está compuesto por carbono, hidrogeno y por el 98% de aire. Se crea a partir de la polimerización del estireno, monómero que se obtiene del petroleo y que está presente también en alimentos comunes (ej.: trigo, fresas, carne, café). Este último antes de ser expandido se presenta bajo forma de pequeñas perlas transparentes.
El espesor, el perfil y la densidad del anima de poliestireno de los paneles EMMEDUE® puede variar en función de las necesidades específicas. La densidad mínima normalmente utilizada es de 15 kg/m³.

El revoque
Los paneles EMMEDUE® después de haber sido colocados en la obra, se anclan y completan con la aplicación de hormigón sobre las dos caras. De esta manera se realizan edificios de paredes portantes, constituidas por dos placas de hormigón armado que son solidales gracias a una compacta red de conectores con una anima aislante.
El panel individual EMMEDUE® come elemento portante se completa aplicando sobre cada cara una capa de spritz-beton (agua, cemento y arena) de resistencia característica de por lo menos 25 Mpa.
El panel doble y los pisos EMMEDUE® se completan durante la puesta en obra mediante una colada de hormigón de adecuada resistencia en el interior de las placas de poliestireno.
Si los paneles no tienen que desempeñar una función portante, se aplica un revoque a base de cemento, mismo premezcaldo, por un espesor de por lo menos 25 mm.





IMPACTO AMBIENTAL
LAS RAZONES DEL AHORRO ENERGÉTICO


La salvaguarda del ambiente a favor de las futuras generaciones es el objetivo fijado por el Protocolo de Kyoto a través de la imposición de una gradual y constante limitación de los consumos energéticos.
Los edificios son grandes consumidores de energía y los mayores excesos se deben al aire acondicionado y a la calefacción de los mismos.
El uso desmedido de combustibles fósiles mete en peligro las reservas energéticas y la calidad de nuestra vida, aumentando así la contaminación del aire y las emisiones de gases de efecto de invernadero.
El ahorro energético es la respuesta para abatir los crecientes costes de energía y para reducir las emisiones de CO2 en la atmósfera.

CON EMMEDUE® HACIA UNA PROYECTACIÓN SOSTENIBLE

CONFORT PARA EL SER HUMANO Y COMPATIBILIDAD PARA EL AMBIENTE

El organismo arquitéctonico ha de ser evaluado en su ciclo de vida completo; a tal efecto, las construcciones EMMEDUE® demuestran todas las ventajas eco-eficientes y económicas consideradas y evaluadas en el arco de su ciclo de vida completo.
Por lo tanto, el poliestireno presente en el interior del panel EMMEDUE® ha de ser evaluado en la globalidad de su ciclo de vida para comprobar que éste tiene una menor incidencia sobre el ambiente respecto a otros aislantes naturales.

LA SOSTENIBILIDAD DEL EPS
El poliestireno expandido sinterizado (o EPS) es, sin dudas, un líder en cuanto a respeto ambiental:
es SEGURO: no despide sustancias tóxicas o nocivas y es totalmente inerte. No contiene clorofluorocarburos (CFC) ni hidroclorofluorocarburos (HCFC). Además, no conteniendo material orgánico inhibe el crecimiento de microorganismos y mufas. Las características mecánicas y térmicas están abastecidas para la completa y vital duración del edificio según la región donde se construye. No sufre daños permanentes si se expone a vapor o humedad.
es RECICLABLE: durante su producción no se producen desperdicios. El proceso productivo del panel EMMEDUE® persigue la optimización del corte del mismo para reducir los desechos al mínimo. Los eventuales residuos de EPS se reciclan directamente en la misma planta de producción.
NO es TÓXICO: No provoca daños para la salud de quien lo produce o instala.
Es AUTOEXTINGUIBLE: El EPS utilizado para los paneles EMMEDUE® es de tipo autoextinguible, es decir, una vez eliminada la causa de detonación, el material no produce llamas ni tampoco continúa a quemar.

El costo ambiental para producir el poliestireno expandido es mínimo si se relaciona a la cantidad de energía que se ahorra durante la vida completa de un edificio correctamente aislado con los paneles EMMEDUE®

LA ENERGÍA MÁS LIMPIA ES AQUELLA QUE NO SE CONSUME.

Con los paneles EMMEDUE® se garantizan:
Estructuras aisladas térmicamente desde las fundaciones
Paredes sin discontinuidades constructivas
Eliminación total de puentes térmicos
Losas y cubiertas con aislamiento continuo a intradós
Paredes portantes con doble capa de aislamiento inclusive
Canalizaciones aisladas en el interior de los paneles

Un buen aislamiento térmico permite utilizar la mitad de energía y las emisiones de contaminación debidas al calentamiento y climatización.

Con el sistema EMMEDUE® se obtiene:
reducción al mínimo de la diferencia térmica con el exterior
ahorro energético
reducción de las emisiones de CO2 y de la contaminación ambiental y atmosférica
beneficios para el ambiente
ahorro económico

EMMEDUE® mejora notablemente el confort térmico en el interior de las viviendas y limita el consumo energético gracias a la presencia difundida del poliestireno y a su conductividad térmica extremadamente baja.


Los paneles EMMEDUE® permiten obtener altos niveles de aislación térmica aun con espesores mínimos y con precios realemente ventajosos.
Se mejora así, la relación volumen edilicio/espacio habitacional; se reducen los costes de la mano de obra, de transporte y de depósito asegurando de esta manera, y a largo plazo, un menor impacto ambiental.
En los sistemas de construcción tradicionales, para alcanzar las clases energéticas más elevadas es necesario agregar al edificio diversos espesores de placas aislantes.

En el sistema de construcción EMMEDUE® está todo integrado: en una única fase se obtiene, además de la estructura portante, un óptimo aislamiento térmico conforme a las categorías energéticas más rigurosas.
Construir con los paneles EMMEDUE significa realizar viviendas con un mayor y mejor aprovechamiento energético y, en consecuencia, el ahorro de hasta un 80% de energía, a lo largo de toda la existencia del edificio.


Multiplicando el ahorro energético anual, obtenido con una casa perfectamente homologada, por un ciclo vital y completo del edificio y, comparándolo con el coste de realización, resulta evidente el notable ahorro económico.
Un edificio puede durar 100 años o aún más y, a menudo, para muchas personas representa la mayor inversión de toda su vida.
Planta Móvil*







Introducción: Que es la Planta Móvil?
La PLANTA MOVIL EMMEDUE® es una solución “llaves en mano” completa y autónoma, estudiada para el envío, el montaje y la puesta en marcha de una planta de producción EMMEDUE® en cualquier parte del mundo
La PLANTA MOVIL ha sido diseñada para el transporte fácil y seguro de un lugar a otro y permite producir toda la gama de paneles EMMEDUE®
Representa la solución ideal para la realización de grandes proyectos de construcción con el sistema EMMEDUE® en zonas remotas o donde problemas logísticos obstaculizan la instalación de un sistema tradicional.
La PLANTA MOVIL incluye:
Una planta de producción de paneles EMMEDUE® estándar con todo el equipo necesario para garantizar una capacidad de producción de 1200/1300 m2 o 2400/2600 m2 por turno de 8 horas, según las necesidades;
Un MÓDULO DE PLANTA MOVIL EMMEDUE® que incluye todo el equipamiento necesario para:
1. el transporte de la planta entre las localizaciones;
2. la rápida instalación de una estructura cubierta para la fábrica;
3. la instalación de la maquinaria y de las herramientas para la fábrica;
4. la instalación de oficinas y alojamiento para el personal de la fábrica;
5. la puesta en marcha para el correcto funcionamiento de las instalaciones, incluyendo la producción de energía eléctrica y otros servicios industriales.
Al igual que todas las plantas EMMEDUE®, la PLANTA MOVIL se suministra "llaves en mano", incluido el montaje completo, el ensayo, la puesta en marcha de la planta y la formación del personal encargado.





PLANTA MÓVIL








En el detalle : Fase 1
La PLANTA MOVIL de EMMEDUE® permite la instalación de una unidad de producción de paneles EMMEDUE® completamente autónoma en un tiempo muy corto.
El uso de contenedores especiales empleados para el transporte de la maquinaria, permite la reutilización al servicio de la misma ampliando las zonas cubiertas y el montaje de un confortable campamento.La capacidad de almacenamiento de los tanques de diesel y agua junto con el generador de energía eléctrica, hacen la planta autónoma y perfectamente eficiente por periodos largos de tiempo.
La preparación de las áreas en donde va a ser instalada la PLANTA MÓVIL se realiza gracias al trabajo de los técnicos de EMMEDUE® y al uso del elevador con brazo extensible incluido en el suministro.

31/03/2010
EMMEDUE® os presenta la PLANTA MOVIL!
La PLANTA MOVIL EMMEDUE® es una solución “llaves en mano” completa y autónoma, estudiada para el envío, el montaje y la puesta en marcha de una planta de producción EMMEDUE® en cualquier parte del mundo.

jueves, 27 de noviembre de 2008

La Modernidad: Modelo Civilizatorio y visión del mundo

INTRODUCCIÓN

Esta materia de Ciencias Sociales, por cierto muy compleja por tratar de explicar teóricamente como pasamos de una forma de vivir, de existir a un modelo civilizatorio, a partir de la conquista; ya que éramos un pueblo con nuestras propias formas de vivir y fue troncada, cercenada por otra cultura más avanzada y por lo tanto quedamos en la categoría de –primitivos y salvajes-. Para Asia, África y América Latina se dirige un proceso que caracteriza a las naciones económicamente más avanzadas del mundo a partir del siglo XV hasta el siglo VIX vivimos en un modelo social impuesto, en un orden de carácter arbitrario de todos los ordenes culturales; la antropología insiste en explicar un comportamiento de ambos lados y así recorremos la historia hasta nuestros tiempos de un modelo civilizatorio, un dispositivo colonizador, una construcción eurocéntrica; que piensa, organiza a la totalidad del tiempo y el espacio, a toda la humanidad y a partir de su propia experiencia colocando su especificidad “histórico-cultural” como patrón de referencia superior y universal. (Edgardo Lander).

En este trabajo recopilo un análisis de este desarrollo social, hecho por un venezolano de reciente exposición EDGARDO LANDER y por lo que pude saber hay pocos expositores en este punto específico del modelo civilizatorio, que nos compromete a nosotros los de América Latina, es bueno saber que sin este modelo civilizatorio; cabe perfectamente la pregunta de ¿Cuál fuera nuestro avance propio, determinado por nosotros “los primitivos”, sí no nos hubiesen invadido, perdón “colonizado”?. Al final de la lectura de este contenido, nos quedará la intriga y la investigación nos ayudará, sólo a comprender cuanto hemos avanzado y de que manera nos forzaron, sólo que se plantea teóricamente y no crónicamente.


SABERES COLONIALES

La conquista ibérica del continente americano es el momento fundante de los dos procesos que articuladamente conforman la historia posterior: la modernidad y la organización colonial del mundo. Con el inicio del colonialismo en América comienza no sólo la organización colonial del mundo sino simultáneamente la constitución colonial de los saberes, de los lenguajes, de la memoria y del imaginario. Se da inicio al largo proceso que culminará en los siglos XVIII y XIX en el cual, por primera vez, se organiza la totalidad del espacio y del tiempo todas las culturas, pueblos y territorios del planeta, presentes y pasados en una gran narrativa universal. En esta narrativa, Europa es -o ha sido siempre- simultáneamente el centro geográfico y la culminación del movimiento temporal.
En este período moderno temprano/colonial, se dan los primeros pasos Johannes Fabian llama la negación de la simultaneidad (negation of coeval -ness). Con los cronistas españoles se da inicio a la “masiva formación discursiva” de construcción de Europa/Occidente y lo otro, del europeo y el indio, desde la posición privilegiada del lugar de enunciación asociado al poder imperial.
Bartolomé Clavero realiza un significativo aporte a esta discusión en su análisis de las concepciones del universalismo, y del individuo y sus derechos, en el liberalismo clásico y en el pensamiento constitucional. Es éste un universalismo no-universal en la propiedad privada individual. La negación del derecho del colonizado comienza por la afirmación del derecho del colonizador; lo es de un derecho colectivo por un derecho individual.
‘Let him [the Man] plant in some in-land, vacant places of America’, que el hombre así colonice las tierras vacantes de América. ...si no hay cultivo y cosecha, ni la ocupación efectiva sirve para generar derecho; otros usos no valen, esa parte de la tierra, este continente de América, aunque esté poblado, puede todavía considerarse vacante, a disposición del primer colono que llegue y se establezca. El aborigen que no se abstenga a esos conceptos, a tal cultura, no tiene ningún derecho. “Concepción Constitucional Colonial”. Y no es desde luego una mera ocurrencia de un pensador aislado. Estamos ante una manifestación realmente paradigmática; no reúnen las condiciones para tener derecho alguno, ni privado ni público.
The Wealth of Nations de Adam Smith, su riqueza de las naciones no menos paradigmática, contiene y difunde la conclusión: ‘The native tribes of North America’ no tienen por su particular ‘state of society’, por un estado que se juzga primitivo, ‘neither sovereign nor commonwealth’, ni soberano ni república, derecho político alguno tampoco.
Con este alcance de privación jurídica de la población indígena, podrá ser alegado por tierras americanas incluso a efectos judiciales no sólo John Locke, sino también Adam Smith, su Wealth of Nations. Valen más como derecho para privar de derecho, que el propio ordenamiento particular.
Fue así necesario establecer un orden de derechos universales de todos los seres humanos, como paso precisamente para negar el derecho a la mayoría de ellos. El efecto es, no la universalización del derecho, sino la entronización del propio universo jurídico, con expulsión radical de cualquier otro. Ya no es sólo que el indígena se encuentre en una posición subordinada. Ahora resulta que no tiene sitio ninguno si no se muestra dispuesto a abandonar completamente sus costumbres y deshacer enteramente sus comunidades para conseguir integrarse al único mundo constitucionalmente concebible del derecho....no se concibe solamente un derecho individual, este derecho privado. Derecho, también se admite colectivo, de una colectividad, pero sólo aquél o solamente de aquélla que se corresponda y sirva al primero, al derecho de autonomía personal y propiedad privada, a esta libertad civil fundamental que entonces así se concebía. Dicho de otro modo, sólo cabe como público el derecho no de cualquier comunidad, sino solamente de la institución política constituida conforme a dicho fundamento, con vistas a su existencia y aseguramiento.
Tanto las comunidades tradicionales propias como todas las extrañas, cuales aquellas indígenas sin soberano ni constitución, quedan excluidas de un nivel paritario del ordenamiento jurídico o incluso del campo del derecho sin más, lo uno respecto a las propias y lo otro, lo más excluyente, respecto a las ajenas que así no respondan a la forma estatal.

MODERNIDAD/ COLONIALIDAD
De este universalismo eurocéntrico excluyente, se derivan las mismas conclusiones que en Locke respecto a los derechos de los pueblos. A diferencia de los pueblos que son portadores históricos de la razón universal, las naciones bárbaras (y sus pueblos) carecen de soberanía y de autonomía.
Un pueblo no es aún un Estado, y el tránsito de una familia, de una horda, de un clan, de una multitud, etc., a la situación de Estado constituye la realización formal de la idea en general en ese pueblo. Sin esa forma carece, como substancia ética que es en sí (an sich), de la objetividad de tener en las leyes, en cuanto determinaciones pensadas, una existencia empírica para sí y para los otros universal y omniválida y, por tanto, no es reconocido: su autonomía en cuanto carece de legalidad objetiva y de racionalidad firme para sí es sólo formal y no es soberanía....ocurre que las naciones civilizadas consideren a otras que se les han quedado atrás en los movimientos substanciales del Estado (los pueblos pastores frente a los cazadores, los agrícolas frente a ambos, etc.), como bárbaras, con la consciencia de un derecho desigual, y traten su autonomía como algo formal.
El proceso que culminó con la consolidación de las relaciones de producción capitalistas y modo de vida liberal, hasta que éstas adquirieron el carácter de las formas naturales de la vida social, tuvo simultáneamente una dimensión colonial/imperial de conquista y/o sometimiento de otro continentes y territorios por parte de las potencias europeas, y una encarnizada lucha civilizatoria interna al territorio europeo en la cual finalmente terminó por imponerse la hegemonía del proyecto liberal. Para las generaciones de campesinos y trabajadores que durante los siglos XVIII y XIX vivieron en carne propia las extraordinarias y traumáticas transformaciones: expulsión de la tierra y del acceso a los recursos naturales; la ruptura con las formas anteriores de vida y de sustento -condición necesaria para la creación de la fuerza de trabajo “libre”-, y la imposición de la disciplina del trabajo fabril, este proceso fue todo menos natural. La gente no entró a la fábrica alegremente y por su propia voluntad. Un régimen de disciplina y de normatización cabal fue necesario. Además de la expulsión de los campesinos y los siervos de la tierra y la creación de la clase proletaria, la economía moderna requería una profunda transformación de los cuerpos, los individuos y de las formas sociales. Como producto de este régimen de normalización se creó el hombre económico.
En diversas partes de Europa, y con particular intensidad en el Reino Unido, el avance de este modelo de organización no sólo del trabajo y del acceso a los recursos, sino del conjunto de la vida, fue ampliamente resistido tanto en las ciudades como en el campo. Detengámonos en la caracterización de esa resistencia, de este conflicto cultural o civilizatorio, que formula el historiador inglés E.P. Thompson, lúcido estudioso de la sensibilidad popular de ese período: Mi tesis es que la conciencia de la costumbre y los usos de la costumbre, eran especialmente robustos en el siglo dieciocho: de hecho algunas de las ‘costumbres’ eran de invención reciente y eran en realidad reclamos de nuevos ‘derechos’. ... la presión para ‘reformar ’ fue resistida obstinadamente y en el siglo dieciocho se abrió una distancia profunda, una alienación profunda entre la cultura de patricios y plebeyos.
De la constitución histórica de las disciplinas científicas que se produce en la academia occidental, interesa destacar dos asuntos que resultan fundantes y esenciales. En primer lugar, está el supuesto de la existencia de un metarrelato universal que lleva a todas las culturas y a los pueblos desde lo primitivo, lo tradicional, a lo moderno. La sociedad industrial liberal es la expresión más avanzada de ese proceso histórico, es por ello el modelo que define a la sociedad moderna. La sociedad liberal, como norma universal, señala el único futuro posible de todas las otras culturas o pueblos. Aquéllos que no logren incorporarse a esa marcha inexorable de la historia, están destinados a desaparecer. En segundo lugar, y precisamente por el carácter universal de la experiencia histórica europea, las formas del conocimiento desarrolladas para la comprensión de esa sociedad se convierten en las únicas formas válidas, objetivas, universales del conocimiento. Las categorías, conceptos y perspectivas (economía, Estado, sociedad civil, mercado, clases, etc.) se convierten así no sólo en categorías universales para el análisis de cualquier realidad, sino igualmente en proposiciones normativas que definen el deber ser para todos los pueblos del planeta. Estos saberes se convierten así en los patrones a partir de los cuales se pueden analizar y detectar las carencias, los atrasos, los frenos e impactos perversos que se dan como producto de lo primitivo o lo tradicional en todas las otras sociedades.

EL EUROCENTRISMO Y AMÉRICA LATINA
De la constitución histórica de las disciplinas científicas que se produce en la academia occidental, interesa destacar dos asuntos que resultan fundantes y esenciales. En primer lugar, está el supuesto de la existencia de un metarrelato universal que lleva a todas las culturas y a los pueblos desde lo primitivo, lo tradicional, a lo moderno. La sociedad industrial liberal es la expresión más avanzada de ese proceso histórico, es por ello el modelo que define a la sociedad moderna. La sociedad liberal, como norma universal, señala el único futuro posible de todas las otras culturas o pueblos. Aquéllos que no logren incorporarse a esa marcha inexorable de la historia, están destinados a desaparecer. En segundo lugar, y precisamente por el carácter universal de la experiencia histórica europea, las formas del conocimiento desarrolladas para la comprensión de esa sociedad se convierten en las únicas formas válidas, objetivas, universales del conocimiento. Las categorías, conceptos y perspectivas (economía, Estado, sociedad civil, mercado, clases, etc.) se convierten así no sólo en categorías universales para el análisis de cualquier realidad, sino igualmente en proposiciones normativas que definen el deber ser para todos los pueblos del planeta. Estos saberes se convierten así en los patrones a partir de los cuales se pueden analizar y detectar las carencias, los atrasos, los frenos e impactos perversos que se dan como producto de lo primitivo o lo tradicional en todas las otras sociedades.
Esta es una construcción eurocéntrica, que piensa y organiza a la totalidad del tiempo y del espacio, a toda la humanidad, a partir de su propia experiencia, colocando su especificidad histórico-cultural como patrón de referencia superior y universal. Pero es más que eso. Este metarrelato de la modernidad es un dispositivo de conocimiento colonial e imperial en que se articula esa totalidad de pueblos, tiempo y espacio como parte de la organización colonial/imperial del mundo.
Una forma de organización y de ser de la sociedad, se transforma mediante este dispositivo colonizador del saber en la forma “normal” del ser humano y de la sociedad. Las otras formas de ser, las otras formas de organización de la sociedad, las otras formas del saber, son trasformadas no sólo en diferentes, sino en carentes, en arcaicas, primitivas, tradicionales, premodernas. Son ubicadas en un momento anterior del desarrollo histórico de la humanidad, lo cual dentro del imaginario del progreso enfatiza su inferioridad. Existiendo una forma “natural” del ser de la sociedad y del ser humano, las otras expresiones culturales diferentes son vistas como esencial u ontológicamente inferiores e imposibilitadas por ello de llegar a “superarse” y llegar a ser modernas (debido principalmente a la inferioridad racial). Los más optimistas las ven como requiriendo la acción civilizadora o modernizadora por parte de quienes son portadores de una cultura superior para salir de su primitivismo o atraso. Aniquilación o civilización impuesta definen así los únicos destinos posibles para los otros.
En el pensamiento social latinoamericano, desde el continente y desde afuera de éste y sin llegar a constituirse en un cuerpo coherente se ha producido una amplia gama de búsquedas de formas alternativas del conocer, cuestionándose el carácter colonial/eurocéntrico de los saberes sociales sobre el continente, el régimen de separaciones que les sirven de fundamento, y la idea misma de la modernidad como modelo civilizatorio universal.
De acuerdo a Maritza Montero, a partir de las muchas voces en busca de formas alternativas de conocer que se han venido dando en América Latina en las últimas décadas, es posible hablar de la existencia de un “modo de ver el mundo, de interpretarlo y de actuar sobre él” que constituye propiamente un episteme con el cual “América Latina está ejerciendo su capacidad de ver y hacer desde una perspectiva Otra, colocada al fin en el lugar de Nosotros”. Las ideas centrales articuladoras de este paradigma son, para Montero, las siguientes: como formas de constitución y a la vez como producto de un episteme de relación:

• La idea de liberación a través de la praxis, que supone la movilización de la conciencia, y un sentido crítico que lleva a la desnaturalización de las formas canónicas de aprehender-construir-ser en el mundo.
• La redefinición del rol de investigador social, el reconocimiento del Otro como Sí Mismo y por lo tanto la del sujeto-objeto de la investigación como actor social y constructor de conocimiento.
• El carácter histórico, indeterminado, indefinido, no acabado y relativo del conocimiento. La multiplicidad de voces, de mundos de vida, la pluralidad epistémica.
• La perspectiva de la dependencia y luego, la de la resistencia. La tensión ente minorías y mayorías y los modos alternativos de hacer-conocer.
• La revisión de métodos, los aportes y las transformaciones provocados por ellos.

LA DECONSTRUCCIÓN DEL DESARROLLO
Teorías del Modelo de Desarrollo
El desarrollo social se refiere al desarrollo del capital humano y capital social en una sociedad. Implica una evolución o cambio positivo en las relaciones de individuos, grupos e instituciones en una sociedad. Implica principalmente Desarrollo Económico y Humano. Su proyecto de futuro es el Bienestar social.
La sociología del desarrollo reuniría todos estos conceptos teoréticamente y los analizaría para validarlos como factibles o no factibles.
Los trabajos de sistematización son, cada vez más, parte integrante de la metodología utilizada para la ejecución y consolidación de programas de desarrollo social, sobretodo si en la concepción de estos programas la '''participación comunitaria''' juega un rol predominante.
Cada capítulo presenta una experiencia específica, ligada a un espacio físico determinado y desarrollada en un tiempo determinado, así sus resultados positivos, sus fracasos, y los problemas surgidos, así como las soluciones adoptadas no tienen la pretención de universalidad. Sin embargo, consideramos que pueden ser de interés para los operadores de la [[w: cooperación internacionalcooperación internacional]] que actúa en los más variados países del tercer mundo, bajo las condiciones más variadas.
La deconstrucción del desarrollo tiene carácter novedoso, por tratarse de más de la práctica y pone especial énfasis en el quehacer, constituye también una crítica a la práctica tradicional del desarrollo y retoma elementos centrales como el papel del Estado en el desarrollo, la pobreza, el poder, la reacción entre lo local y lo global, al reconocimiento y la identidad y a un sistema económico propio de iniciativas y cambios culturales. Se trata de la relación siempre tan difícil entre la teoría y la práctica, la disyuntiva entren el ejercicio intelectual y la dimensión aplicativa.
El propósito de los especialistas no es promover el desarrollo por sí mismo, sino más bien cuestionar las relaciones sociales de la pobreza a partir de la aplicación y creación de conocimientos antropológicos y contribuir al abandono de estado a lo que a las personas se les niega el acceso a satisfacer sus necesidades materiales, sociales y emocionales de la vida. Es decir borrar las desigualdades, la marginación y la nulificación política de los sujetos. De lo que se trata es de eliminar las asimetrías que existen entre el norte y el sur.
Las formas de pensar del desarrollo dentro de la antropología han evolucionado históricamente: en un inicio para la dominación colonial y posteriormente para la modernización y generación de identidades nacionales. De tal suerte que hoy en día el debate se centra en la validez de un desarrollo con dimensiones de aplicabilidad práctica, dónde el antropólogo, sociólogo, abogados, líderes sociales, políticos etc., son agentes de cambios primordiales al participar con las personas que trabaja (objeto de estudio), forjándose así responsabilidades sociales que van más allá de las propias del claustro académico o de la investigación.

GLOBALIZACIÓN Y DESARROLLO
La cuestión del desarrollo, continúa sin ser resuelto por ningún modelo social o epistemológico moderno. Con ello me refiero no solamente a “nuestra incapacidad” (por referencia al aparato que dictan la política y el conocimiento especializado moderno) para afrontar situaciones en Asia, África y América Latina, de modo que conduzcan a una sostenida mejora social, cultural, económica y medio ambiental sino que los modelos en que nos basamos para explicar y actuar ya no generan respuestas satisfactorias. [Arturo Escobar, Antropología y Desarrollo].
A fines del siglo XX la humanidad cuenta con inmensas fuerzas productivas. Las revoluciones tecnológicas han alterado sustancialmente sus capacidades potenciales de generar bienes y servicios. Los avances simultáneos en campos como la informática, la biotecnología, la robótica, la microelectrónica, las telecomunicaciones, la ciencia de los materiales y otras áreas han determinado rupturas cualitativas en las posibilidades usuales de producción, ampliándolas extensamente y dotándolas de un horizonte de continuo crecimiento hacia adelante. Sin embargo, Mil 300 millones de personas carecen de lo más mínimo y viven en pobreza extrema con menos de un dólar de ingreso al día; tres mil millones se hayan en pobreza teniendo que subsistir con menos de dos dólares diarios; mil 300 millones de personas carecen de agua potable; tres mil millones de personas no tienen instalaciones sanitarias básicas y dos mil millones no cuentan con electricidad. Alcanzar la deseable meta del desarrollo económico y social es más viable que nunca en términos de tecnologías y potencial productivo pero, al mismo tiempo, el objetivo se haya muy distante de amplias poblaciones en diversos continentes, como el caso de América Latina. [citado de: Bernardo Kliksberg]
La idea del progreso indefinido está siendo suplantada por visiones que asignan un rol mayor a las complejidades, las contradicciones y las incertidumbres y buscan soluciones a partir de la integración de las mismas en la perspectiva de análisis de la realidad. En este marco general, hay un nuevo debate en ebullición en el campo del desarrollo. Buscando caminos más efectivos, en un mundo donde la vida cotidiana de amplios sectores, está agobiada por carencias agudas y donde se estima que una tercera parte de la población activa se halla afectada por serios problemas de desocupación subocupación, el debate está revisando supuestos no convalidados por los hechos y abriéndose hacia variables a las que se asignaba escaso peso en las últimas décadas.
En el origen de la Globalización hay variados criterios, algunos opinan que surge desde el mismo desarrollo del hombre y su expansión, otros consideran que fue producto del desarrollo de los antiguos imperios, hay quienes hablan del encuentro entre dos culturas, otros argumentan que es un proceso complejo que tiene su surgimiento y desarrollo en el siglo XX. Lo cierto es que el origen histórico de la globalización puede verse al tiempo que hacemos una interpretación de lo “global” y lo comparamos con lo Mundial o internacional.
Nadie se cuestiona que estamos viviendo la sociedad de la información con carácter Global, esto es una realidad nueva y diferente para la historia de una economía mundial en la que la acumulación del capital ocurre en todo el mundo; esta ha existido en Occidente al menos desde el siglo XVI. Una economía global es algo con características diferentes; es una economía con la capacidad de funcionar como una unidad en tiempo real a escala planetaria y trasmitir información de la economía, las finazas, un tsunami, o un ciclón como el Katrina;al tiempo que puede proyectar en tiempo real las vivencias de las locuras terroristas o el fenómeno del terremoto de Cachemira y Pakistán.
Existen tres grandes impulsos históricos asociados a la Globalización; estos se encuentran asociados a:
1. La conquista, colonización e integración en el mercado mundial de América.
2. La generalización de la Revolución Industrial y la expansión colonial del siglo XIX.
3. Al desarrollo y generalización de los aspectos culturales que fueron favorecidos por los medios de comunicación; básicamente después de la Segunda Guerra Mundial y en especial a partir de la década de los setenta hasta nuestro días.
Para muchos analistas la Globalización no es un fenómeno nuevo, y está asociada al propio desarrollo del sistema capitalista. Estos la definen como un proceso objetivo que se fortalece en la economía mundial actual, que está caracterizado por un incremento sustancial del capital transnacional en las economías de los países del orbe.
Los nuevos desafíos globales tienen una gran incidencia en los territorios y sociedades trayendo como consecuencia una mayor complejidad e incertidumbre con relación a su desarrollo futuro. Este fenómeno real, pone en desigualdad de condiciones a los países, favoreciendo aquellos que tienen un mayor desarrollo científico-técnico, nivel cultural y disponibilidad de recursos, etc.
En esencia la globalización es un proceso objetivo con carácter histórico y obedece a la integración gradual de las economías y las sociedades impulsada por las nuevas tecnologías, las nuevas relaciones económicas y las políticas nacionales e internacionales de una amplia gama de actores, con inclusión de los gobiernos, las organizaciones internacionales, las empresas, los trabajadores y la sociedad civil. Pueden verse variadas dimensiones con un alcance social importante que hacen referencia al impacto de este proceso en la vida y el trabajo de las personas, sus familias y sus sociedades.

EL DESARROLLO SOSTENIBLE
Se llama desarrollo sostenible aquél desarrollo que es capaz de satisfacer las necesidades actuales sin comprometer los recursos y posibilidades de las futuras generaciones. Intuitivamente una actividad sostenible es aquélla que se puede mantener. Por ejemplo, cortar árboles de un bosque asegurando la repoblación es una actividad sostenible. Por contra, consumir petróleo no es sostenible con los conocimientos actuales, ya que no se conoce ningún sistema para crear petróleo a partir de la biomasa. Hoy sabemos que una buena parte de las actividades humanas no son sostenibles a medio y largo plazo tal y como hoy están planteadas.
Hay otras definiciones también interesantes como la que proponen D. Pearce, A. Markandya y E.B. Barbier, en la cual se establece que en una sociedad sostenible no debe haber:
un declive no razonable de qualquier recurso
un daño significativo a los sistemas naturales
un declive significativo de la estabilidad social


El ámbito del desarrollo sostenible puede dividirse conceptualmente en tres partes: ambiental, económica y social. Se considera el aspecto social por la relación entre el bienestar social con el medio ambiente y la bonanza económica.
Deben satisfacerse las necesidades de la sociedad como alimentación, ropa, vivienda y trabajo, pues si la pobreza es habitual, el mundo estará encaminado a catástrofes de varios tipos, incluidas las ecológicas. Asimismo, el desarrollo y el bienestar social, están limitados por el nivel tecnológico, los recursos del medio ambiente y la capacidad del medio ambiente para absorber los efectos de la actividad humana.
Ante esta situación, se plantea la posibilidad de mejorar la tecnología y la organización social de forma que el medio ambiente pueda recuperarse al mismo ritmo que es afectado por la actividad humana.
Existe una gran diferencia entre desarrollo sostenible y sustentable. Un desarrollo sostenible se refiere principalmente a una concepción estética, donde se sostiene algo que no puede sostenerse solo, o en su caso, se sostiene solo pero sin cambiar su posición. Y el desarrollo sustentable es de concepción dinámica, y se refiere a un esfuerzo para que un proceso se mantenga, superando los obstáculos, no solo sobreviviendo, sino avanzando
DISCURSO LIBERAL
El capitalismo existe, independientemente de quién fuera el que le puso el nombre. El capitalismo, o el liberalismo (como modelo económico), se sostienen principalmente sobre su concepción (peculiar, específica) de la propiedad y del mercado. Lo cual le distancia de otras construcciones al respecto como los anarquismos y los marxismos, pero también le distancia de otros modelos (de otras adecuaciones a la realidad) históricos como el esclavismo o el feudalismo, o incluso de otros modelos intermedios más modernos como el mercantilismo.
Cuando el liberal piensa en represión, una imaginación traumatizada por la experiencia del s.XX europeo, genera una imagen convencional de comisario político vestido con gabardina de cuero. Y aunque esta es una de las caras del colectivismo, no es en términos históricos la más corriente: a nuestro comisario soviético y a nuestro oficial de las SS debemos sumar los jefes mafiosos de Colombia y Sicilia, el chaman polígamo y esclavista de una tribu del Congo, y por supuesto la estrella del s.XXI: el ulema sunnita de Arabia Saudi o de los suburbios de Paris. Superar la confusión entre colectivismo y estatismo es la primera condición de modernización del discurso liberal. Una y otra vez, fascinados por la belleza abstracta de la moral individualista, los liberales olvidan que la coacción es la primera industria del mundo (y que es mayor aún en los Estados fallidos, donde se manifiesta en forma de caos feudal, que en los socialismos, donde se manifiesta como lobbismo y corrupción) y además la violencia es una forma de relación cotidiana entre seres humanos (no olvidar el tratamiento que reciben las mujeres por ejemplo de los islamistas).

DISCURSO CULTURALISTAS
Los Estudios Culturales Latinoamericanos podrían definirse, muy a grosso modo, como un campo de estudio configurado dentro de la tradición crítica latinoamericana (el ensayo de ideas —lo que Julio Ramos ha llamado el “ensayo humanista o secular”—, la teoría de la dependencia y la teología de la liberación), que se mantiene en un diálogo constante, muchas veces conflictivo, con las escuelas de pensamiento europeas y norteamericanas (los “Cultural Studies” en sus dos vertientes —inglesa y norteamericana—, el estructuralismo francés, las filosofías posestructuralistas y posmodernas, la sociología de la cultura, la Escuela de Frankfurt, la semiótica, el feminismo y el marxismo).
Con respecto a su objeto de estudio se ocupan, fundamentalmente, de la producción simbólica de la realidad social latinoamericana, tanto en su materialidad, como en sus producciones y procesos. Cualquier cosa que pueda ser leída como un texto cultural, y que contenga en sí misma un significado simbólico socio-histórico capaz de disparar formaciones discursivas, puede convertirse en un legítimo objeto de estudio: desde el arte y la literatura, las leyes y los manuales de conducta, los deportes, la música y la televisión, hasta las actuaciones sociales y las estructuras del sentir (o del sentimiento, como los traduce Beatriz Sarlo).
EL debate sobre la diversidad cultural se plantea hoy en día bajo el signo de una aparente contradicción. Se afirman simultáneamente conceptos que muchas veces parecen excluyentes: integración/diferencia, globalización/ localización.
Algunos analistas de mercado no vacilan en preconizar la existencia de un planeta homogéneo, unidimensional, recién unificado por los vínculos de la sociedad de consumo. Los individuos tendrían en todas partes las mismas necesidades básicas: alimentarse, vestirse, desplazarse por la ciudad, ir al cine o de compras, etc. Correspondería al mercado y a los bienes materiales modelados satisfacer estas necesidades. Existe una visión antagónica entre quienes sobrevaloran los movimientos étnicos (ya sea para afirmarlos como elementos de construcción de las identidades locales, ya sea para rechazarlos como una amenaza a cualquier propuesta de unificación). La declinación del Estado-nación habría inaugurado una era de fragmentación social, saludable o peligrosa, según los pronósticos más o menos optimistas. Así se ha generalizado la metáfora de la «balcanización». El mundo contemporáneo estaría constituido por espacios inconexos, por fragmentos diversos (algunos dicen «fractados») independientes unos de otros. En el contexto de la formación de bloques económicos, la Comunidad Europea y el Mercosur por ejemplo, se reproduce la misma polaridad analítica. Al principio se hace énfasis en el primer término: la integración. Se privilegia así la dimensión referida a la expansión de las fronteras (moneda única europea, mercado común, libre circulación de las personas, intercambio entre países, etc...). Sin embargo, una vez considerado este aspecto integrador se vuelve inmediatamente a la premisa anterior: la diferencia cultural (especificidad de las regiones, riqueza de las culturas locales, variedad de los pueblos y del patrimonio nacional). De modo que el debate oscila entre 'totalidad' y 'parte', entre 'integración' y 'diferencia', entre 'homogeneización' y 'pluralidad'. Es como si nos halláramos ante un mundo esquizofrénico: por una parte, posmoderno, infinitamente multifacético; y por otra, uniforme, siempre idéntico.

DISCURSO ECOSOCIALISTA
Hoy, este reino total –de hecho, totalitario– del valor mercantil, del valor cuantitativo, del dinero, de la finanza capitalista, llegó a un grado sin precedentes en la historia humana. Sin embargo, la lógica del sistema había ya sido víctima de una crítica lúcida del capitalismo desde 1847: “Llegó finalmente un tiempo en donde todo lo que los hombres habían guardado como inalienable se volvió objeto de intercambio, de tráfico y podía ser alienado. Es el tiempo en el que las cosas mismas que hasta este momento eran comunicadas pero nunca intercambiadas, nunca vendidas, adquiridas pero no compradas –virtud, amor, opinión, ciencia, conciencia, etcétera–, el tiempo en el cual todo pasó al comercio. Es el tiempo de la corrupción general, de la venalidad universal en el cual, para hablar en términos de la economía política, cada cosa, moral o física, transformándose en valor venal, es llevada al mercado para ser apreciada en su más justo valor”.
Las primeras reacciones, no solamente obreras, sino también campesinas y populares contra la mercantilización capitalista han ocurrido en el nombre de ciertos valores sociales, ciertas necesidades sociales consideradas como más legítimas que la economía política del capital. Estudiando estos movimientos de las multitudes, rebeliones del hambre en el siglo XVIII inglés, el historiador E.P. Thompson habla de la confrontación entre la “economía moral” de la plebe y la economía capitalista de mercado (que encuentra en Adam Smith su primer gran teórico). Las revueltas del hambre (en las que las mujeres jugaban un papel principal) eran una forma de resistencia al mercado –en el nombre de la antigua “economía moral” de las normas comunitarias tradicionales– que tenían su propia racionalidad y que, a largo plazo, habían salvado a los estratos populares de las hambrunas.
El socialismo moderno es el heredero de esta protesta social, de esta “economía moral”. Quiere fundar la producción ya no sobre los criterios del mercado y del capital –la “demanda solventable”, la rentabilidad, la ganancia, la acumulación– sino en función de la satisfacción de necesidades sociales, el “bien común”, la justicia social. Se trata de valores cualitativos, irreductibles a la cuantificación mercantil y monetaria. Rechazando el productivismo, Marx insistía en la prioridad del ser de los individuos –la plena realización de sus potencialidades humanas– por sobre el haber, la posesión de bienes. Para él, la primera necesidad social, la más imperativa, y la que habría las puertas del “Reino de la Libertad” era el tiempo libre, la reducción de la jornada de trabajo, la realización de los individuos en el juego, el estudio, la actividad ciudadana, la creación artística, el amor.
Entre estas necesidades hay una que toma una importancia siempre más decisiva hoy día –y que Marx no había tomado suficientemente en cuenta (salvo en algunos pasajes aislados) en su obra–: la necesidad de salvaguardar el entorno natural, la necesidad de un aire respirable, de agua potable, de alimentación libre de venenos químicos o de radiaciones nucleares. Una necesidad que se identifica, tendencialmente, con el imperativo mismo de la supervivencia de la especie humana en este planeta, en el cual el equilibrio ecológico está seriamente amenazado por las consecuencias catastróficas –efecto invernadero, destrucción de la capa de ozono, peligro nuclear– de la expansión infinita del productivismo capitalista.
El socialismo y la ecología comparten entonces valores sociales cualitativos, irreductibles al mercado. Comparten también una rebelión contra “la Gran transformación”, contra la autonomización reificada de la economía en relación con las sociedades y un deseo de “reubicar” a la economía en un entorno social y natural. Sin embargo, esta convergencia no es posible sino a condición de que los marxistas sometan a un análisis crítico su concepción tradicional de las “fuerzas productivas” –regresaremos a este punto– y que los ecologistas rompan con la ilusión de una “economía de mercado” limpia. Esta doble operación es la obra de una corriente, el ecosocialismo, que logró la síntesis entre las dos aproximaciones.
¿Qué es entonces el ecosocialismo? Se trata de una corriente de pensamiento y de acción ecológica que integra los aportes fundamentales del marxismo, liberándose de las escorias productivistas; una corriente que entendió que la lógica del mercado capitalista y de la ganancia –así como la del autoritarismo tecnoburocrático de las difuntas “democracias populares”– son incompatibles con la defensa del medio ambiente. En fin, una corriente que, criticando la ideología de las corrientes dominantes del movimiento obrero, sabe que los trabajadores y sus organizaciones son una fuerza esencial para toda transformación radical del sistema.
El ecosocialismo se desarrolló –a partir de las investigaciones de algunos pioneros rusos de final del siglo XIX e inicio del XX (Serge Podolinsky, Vladimir Vernadsky)– sobretodo en el curso de los últimos 25 años, gracias a los trabajos de pensadores de la talla de Manuel Sacristán, Raymond Williams, André Gorz (en sus primeros escritos), así como las importantes contribuciones de James O'Connor, Barry Commoner, Juan Martinez Allier, Francisco Fernández Buey, Jean-Paul Déléage, Elmar Altvater, Frieder Otto Wolf, Joel Kovel y muchos otros.
Esta corriente está lejos de ser políticamente homogénea. Sin embargo, la mayor parte de sus representantes comparte ciertos temas comunes. En ruptura con la ideología productivista del progreso –en su forma capitalista y/o burocrática (léase “socialista real”)– y opuesta a la expansión al infinito de un modo de producción y de consumo destructor del medio ambiente, representa en el movimiento ecológico la tendencia más avanzada, más sensible a los intereses de los trabajadores y los pueblos del sur, la que entendió la imposibilidad de un “desarrollo sostenible” en el marco de la economía ¿Cuáles podrían ser los principales elementos de una ética ecosocialista, que se oponga radicalmente a la lógica destructora y “no-ética” (Weber) de la rentabilidad capitalista y del mercado total, este sistema de “venalidad universal” (Marx)? Avanzaré aquí algunas hipótesis, algunos puntos de partida para la discusión. En primer lugar, se trata a mi parecer de una ética social: no es una ética de comportamientos individuales, no apunta a culpabilizar las personas, promover el ascetismo o la autolimitación. Es importante que los individuos sean educados en el respeto del medio ambiente y el rechazo del desperdicio; sin embargo, el verdadero nudo está en otra parte: el cambio de las estructuras económicas y sociales capitalistas-mercantiles, el establecimiento de un nuevo paradigma de la producción y la distribución, fundado, como lo hemos visto más arriba, en la consideración de las necesidades sociales, –en particular, la necesidad esencial de vivir en un medio natural no degradado. Un cambio que exige a actores sociales, movimientos sociales, organizaciones ecológicas, partidos políticos y no solamente individuos de buena voluntad.
Esta ética es una ética humanista. Vivir en armonía con la naturaleza, proteger a las especies amenazadas son valores humanos –así como la destrucción, por la medicina, de las formas vivas que agreden la vida humana (microbios, virus, parásitos). El mosco anophel, portador de la fiebre amarilla, no tiene el mismo “derecho a la vida” que los niños del Tercer Mundo amenazados por esta enfermedad: para salvar a estos últimos, es éticamente legítimo erradicar, en ciertas regiones, la primera...
La crisis ecológica, amenazando el equilibrio natural del medio ambiente, pone en peligro no solamente la fauna y la flora, sino también y sobretodo la salud, las condiciones de vida, la supervivencia misma de nuestra especie. Ninguna necesidad entonces de hacer la guerra al humanismo o al “antropocentrismo” para ver en la defensa de la biodiversidad o de las especies animales en vía de desaparición, una exigencia ética y política El combate para salvar el medio ambiente, que es necesariamente el combate para un cambio de civilización, es un imperativo humanista, relativo no solamente a tal o cual clase social, sino al conjunto de los individuos.
DESARROLLO ENDÓGENO SUSTENTABLE
El contexto regional actual de los países en desarrollo específicamente Latinoamérica, demuestra el impacto social y ambiental que impide progresos significativos en materia de desarrollo sostenible en el contexto regional. Las propuestas de transformación externas e internas dirigidas a sentar las bases para un desarrollo sostenible en el ámbito global y regional, chocan con los intereses de las clases o grupos sociales que detentan el poder en la mayoría de los países del tercer mundo.
El enfoque del desarrollo regional sostenible, basado en los criterios del desarrollo integral supone una reestructuración internacional activa, que garantice la necesaria cooperación y participación voluntaria de todos los países, y promueva un estilo de desarrollo participativo a todas las instancias, hecho que hasta hoy no ha sido realizable.
El primer paso clave para iniciar esfuerzos hacia este proceso será formular una Política Nacional de Desarrollo Regional, basada en una Estrategia Regional de Desarrollo, que requerirá una sintonía y compromiso de los niveles centrales, una adecuada integrada y compartida planificación fundamentada en la viabilidad económica, social y ecológica, incorporando el enfoque integral de políticas publicas, bajo este nuevo contexto interdisciplinario
DESARROLLO ENDÓGENO: APRENDIZAJE COMUNITARIO
El Desarrollo Endógeno significa desarrollo desde adentro. Es un modelo socioeconómico en el que las comunidades desarrollan sus propias propuestas. Es decir, el liderazgo nace en la comunidad, y las decisiones parten desde adentro de la comunidad misma.
El Desarrollo Endógeno busca la satisfacción de las necesidades básicas, la participación de la comunidad, la protección del ambiente y la localización de la comunidad en un espacio determinado. Busca que los procesos
locales y globales se complementen. Su meta es el desarrollo en el nivel local, de la comunidad, pero que trascienda hacia arriba, hacia la economía del país, hacia el mundo.
Estamos convirtiendo la democracia en una realidad para todos, buscando la transformación estructural del país. Para el logro de este propósito necesitamos eliminar las relaciones de dominación que privilegia a un sector minoritario sobre las mayorías empobrecidas. Se trata, pues, del gran salto adelante en el modelo de sociedad que plantea el presidente Hugo Chávez Frías.
Queremos ampliar y profundizar la democracia económica, enfatizar la cultura del trabajo y la producción; eliminar progresivamente nuestra dependencia del ingreso petrolero.
Queremos diversificar la economía no petrolera y estimular la producción local, con la participación autogestionaria de todos los venezolanos, propiciando diversas formas de propiedad y de relaciones de producción y consumo urbano-rural. Esto es Desarrollo Endógeno.
Estas líneas de trabajo ya se definieron en el Plan de Desarrollo Económico Social 2002/2007, formulado por el Ministerio de Planificación y Desarrollado y Aprobado por la Asamblea Nacional.
Lo que planteamos es un nuevo modelo de desarrollo orientado al crecimiento productivo con inclusión social. Se fundamenta en el papel rector y orientador del Estado para la creación de un nuevo tejido productivo cuyos sujetos sean actores con sentido de riesgo, innovadores, donde participan sectores vinculados a la economía popular, pequeños, medianos y grandes empresarios. El desarrollo se fundamenta en la diversificación de la producción de bienes y servicios, vinculada a las diversas cadenas productivas. Esto es Desarrollo Endógeno.
El desarrollo humano es el proceso que permite ampliar las oportunidades de las personas, para hacer que el crecimiento del país sea más democrático y participativo. Se evidencia en el acceso al ingreso y al empleo, a la educación y a la salud, en un entorno limpio y seguro. Para que sea posible, todos deben tener la oportunidad de participar en las decisiones comunitarias y disfrutar de la libertad humana, económica y política.
Vemos entonces que el Desarrollo Endógeno es un proceso en que lo social se integra a lo económico y a lo ecológico. Esta integración ocurre de tres maneras:
La integración económica: en donde un sistema de producción específico permite a los agentes locales (la comunidad) usar, eficientemente, los factores productivos y alcanzar los niveles de productividad que les permiten ser competitivos.
La integración sociocultural: de los actores económicos y sociales (comunidad que produce) con las instituciones locales, formando un sistema de relaciones que incorporan los valores de la sociedad al proceso de desarrollo.
La integración política: que se logra mediante iniciativas de la comunidad y permite crear un entorno local que estimula la producción y favorece el desarrollo sostenible.

Desarrollo humano, desarrollo endógeno
El concepto de desarrollo endógeno comprende los derechos humanos fundamentales como principal objetivo, de manera que se tome al ser humano en su totalidad. Pero, además, busca que los hombres se capaciten para:
• Alcanzar el desarrollo personal y comunitario
• Transformar sus propios recursos para producir nuevas fuentes de empleo
• Interactuar con la naturaleza y la tecnología
• Preservar el medio ambiente y aprovecharlo correctamente
• Desarrollar sus regiones
• Elevar la calidad de vida
CONCLUSIÓN
Este trabajo reúne un conjunto de elaboraciones teóricas, concepciones, interpretaciones y prácticas, que justificadas en el amor al prójimo se proponga romper con el paradigma del sistema capitalista, de manera que está planteado todo lo que se considera como los tiempos fundantes del colonialismo, como destino para África, Asia y América Latina; uno de los desafíos sociales que no se le puede restar la importancia histórica; sin embargo tampoco debemos desconocer que hemos sido sometidos los de aquí del otro mundo, considerados casi nada por los imperios de los siglos XV al XVIII, se decidió cual sería nuestro destino, en este sentido está demostrado que en la práctica nada resulto tan fácil pero terminó imponiéndose un sistema económico que solo ha servido para esclavizar, para enriquecer a los más ricos y para demostrar quienes tienen y mantienen el poder, todavía somos los dominados, nuestra realidad social sigue desajustada para la subsistencias, los niveles de pobrezas se ven por un lado y por el otro se ve, se siente el gran desarrollo de algunas regiones. Es fundamental el orden eso es indiscutible el asunto es que debemos construir un orden que sea equitativo, distributivo, equilibrado aunque nunca sea perfecto como de hecho no lo es actualmente. En nuestra República Bolivariana de Venezuela estamos haciendo un gran esfuerzo de cambios sociales, estructurales, que se guíen hacia ese rumbo y ese sistema económico justo, equilibrado, que vaya de acuerdo a las realidades de una región por sus especificidades, proyecto que también involucra los planes políticos y a los sujetos que componemos ésta patria, pero nos podemos preguntar ¿quienes son los que empujan una idea de cambios profundos que repercutan en la economía mundial?, “los pobres”, y socialmente en una categoría de casi nada, ¿tienen ese poder?, de acuerdo a la modernidad, estamos viviendo una moderna constitución plasmada legislativamente en un orden jurídico y legítimada por un pueblo que decidió democráticamente por medio del voto. Esto también es fundamental, constitutivo y liberal. ¿A quién afecta un movimiento civilizatorio como éste?, a quienes han sido ricos por siglos y dominan a las naciones más pobres.

BIBLIOGRAFÍA
· Capital social y cultura: Claves olvidadas del desarrolloB Kliksberg, Institute for Latin American … - 2000 - dialnet.unirioja.es
· Antropología y DesarrolloA Escobar - Revista Internacional de Ciencias Sociales, 1997 - humanas.unal.edu.co
· Wikilibros:Copyrights).
· Ciencias sociales: saberes coloniales y eurocéntricoEn publicacion: La colonialidad del saber: eurocentrismo y ciencias sociales. Perspectivas latinoamericanasCompilador/es: Lander, Edgardo2000
· Méndez Delgado, E. (2006) Globalización y Desarrollo Edición electrónica. Texto completo en www.eumed.net/libros/2006b/emd/
· Alicia Ríos Universidad Simón Bolívar y Stanford University
· Diversidad cultural y cosmopolitismo, Renato Ortiz
· Por una ética ecosocialista ,Michael Lowy
· Chávez Medina, W.P.: "Políticas públicas para un desarrollo endógeno sustentable en países en desarrollo" en Contribuciones a la Economía, enero 2008 en http://www.eumed.net/ce/2008a/
· Francisco Herrera Tapia, Deconstruir el Desarrollo

PUBLICACIÓN DEL MINISTERIO DEL PODER POPULAR DE COMUNICACIÓN E NFORMACIÓN

DESARROLLO ENDÓGENO
Desde adentro, desde la Venezuela profunda

domingo, 2 de noviembre de 2008

Colonialismo y Pueblos Indígenas

Introducción
En este trabajo investigativo, voy a referirme a los tiempos, o momentos en una forma muy resumida de transmitir el genocidio, etnocidio y ecocidio que marcó racialmente nuestras vidas. De manera que todo comenzó en el siglo XV cuando España sufria una crisis económica que los reyes no iban a dejar pasar por alto, la sociedad española acostumbrada a despilfarrar dinero en lujos, excesos, inimaginables, guerras no permitirían nunca tener que someterse (las monarquias) a quedar en la historia como el imperio caido; así que necesitaban de cualquier ocurrencia y encontraron la más atractiva un "loco", sosteniendo una tesis de que habían otras tierra muy ricas y que de encontrarlas las tomarían en nombre de los reyes de españa y así Cristobal Colón decía que el podía llegar mas rápido a Asia por el Norte Occidental o por allá o por aquí ; lo cierto es que andaba tan perdido y tan ansioso de obtener fama que creyó que había llegado a un lugar de la India y que por desconocerlo le llamó "Indias", y Colón "colonizó", murió sin saber que se trataba de otro continente. En la actualidad es polémico y objeto de debate los conceptos históricos de si se trata de una invasión o un "descubrimiento" de lo que ya existía aúnque no comprendo lo del ¿descubrimiento o encubrimiento? ya que al arribar en tierra firme entre el 6 de Agosto y el 12 Cristobal Colón en su tercer viaje, encontrandose con los pueblos originarios, desnudos y con piedritas de oro adornando sus cuellos y en lugares de su cuerpo sin saber de que se trataba e intercambiadoles por objetos menos valiosos y con espadas afiladas que cortaban las manos de quien era curioso, armas desconocidas y en su lugar tenía flechas con puntas de dientes de animales, pués le sugería dominio y ya nuestros pobladores originirios se encontraban allí.. La bandera de España y de la Iglesia en nombre de Dios y de los reyes esta tierra firme es mia. La ambición que jugó su buen papel y el horror que vivieron los que nos anteceden.
Tema II
¿Descubrimiento, Invasión o Encubrimiento? ¿Conquista? ¿Exterminio? ¿Genocidio? ¿Civilización y Barbarie? ¿Proceso de Evangelización o Proceso de Transculturación?.
Violación y desconocimiento de los derechos de estos pueblos desde la conquista. Leyes a favor de los derechos humanos de los pueblos indígenas desde una visión eurocentrista para reducir y someterlos " pacíficamente". Estados nacionales y demarcación territorial excluyendo y negando la existencia de los pueblos originarios como entidades.
(recogí algunas impresiones de autores web)
La ambición económica de las Potencias Occidentales nos hace formar parte forzosamente de la historia, haciendonos complices contemporáneos de lo que estoy segura no hubiésemos querido formar parte; preferimos construir nuestra propia historia.
La Gran Bretaña (Inglaterra, Gales y Escocia), España y Estados Unidos (éste último desplazó a Gran Bretaña) denominados potencias mundiales en el siglo XV que comprende los años 1401-1500 ambos incluídos llamado siglo de "las innovaciones" debido a una crisis económica por la cual cruzba España por el despilfarro y los excesos de los Reyes y sucesores, siendo grandes consumidores de sus épocas, siempre planificaban cual sería la próxima nación para despojar de sus riquezas. Por lo que no les caería nada mal un loco buscando reconocimiento social, con un asunto de "descubrimientos" que risa (comento yo) y que descubrieron que ya no existiera, en fin el lugar estaba allí esperando que los invasores llegaran en busca de oro, plata, diamantes, etc; sólo que se encontraron el gran obstáculos un sin número de nativos, indios, indígenas, humanoides y todo aquello que pueda describir un grupo de seres humanos desprovistos de ropa, amables.
Los colonizadores y los colonizados, los dominsadores y los dominados, los conquistadores y los conquistados.
Paradigmas para romper, ¿seducción?, ¿envelecimiento?, ¿domesticación forzada?; elementos muchos y conceptos muchos para darnos una idea del contexto histórico de mayor trascendencia y debate actual.
Parte de un plan de un proceso de guerra de ocupación en concierto de las naciones del occidente europeo en el siglo XV. Hoy es condenado por ser uno de los capítulos más sangrientos y oscuros de la humanidad.
ANTECEDENTES JURÍDICOS DE ESPAÑA EN AMÉRICA
Los argumentos de España:
  1. Juan Gines de Sepulveda siguiendo a Aristóteles, sostenía que ciertos hombres por su naturaleza debían ser gobernados y que los aborígenes americanos se encontraban en ésta posición.
  2. Los aborígenes americanos cometían delitos de leso Derecho Natural (poligamia, incesto, homosexualidad) de manera que perdian la facultad de gobernarse y por la comisión de estos delitos pedían la esclavitud.
  3. La Monarquia ( Carlos I el emperador, sucesor romano)
  4. Mandato divino, la divina providencia había permitido el descubrimiento de América, (Dios) quiso que los españoles fueran dueños de las tierras descubiertas.

Y así encontraron la excusa perfecta para la invasión, para la campaña y las factorías de interés comercial.

En los primeros 150 años de "conquista" 17 mil toneladas de plata y 200 toneladas de oro arribaron a España y las perlas el deleite favorito.

Territorios usurpados por el hecho consumado de la colonización europea, momentos cumbres de la historia universal porque significó el encuentro de dos mundos que se desarrollaron independientemente, sin que ninguno conociera la existencia del otro.

EL PLAN CONCEBIDO

La iglesia, aparato educativo, medios de difusión, proceso de liberación, pueblo específico cultura global y exclusión social.

Estrategias para aislar la solidaridad humana para obligarnos a abandonar nuestro modo de vida, nuestra identidad, nuestro idioma, nuestra cultura originaria, propiciando el endorracismo, la verguenza étnica y la verguenza de clases. Se trata de todo para exaltar al conquistador y devaluar al colonizado.

LAS IDEOLOGÍAS

No podían faltar las ideologías para hacer del exterminio físico o sometimiento total una victoria, y se equivocaron la resistencia continúa por una justicia histórica y por la libre determinación indígena. Que el despojo de la tierra y territorios significó forzar a gran parte de la poblaciones indígenas a una migración a los centros urbanos incrementando la pobreza.

En la exclusión de nuestros pueblos indígenas se violan derechos sociales de salud, de educación, de acceso a la vivienda, a la formación , capacitación en todos los niveles así como de empleo. Se desconoce y se anula los sitemas sociales políticos, jurídicos, propios de los pueblos indígenas.

  • La idelogía del Descubrimiento de América: que es realmente el encubrimiento de todo un continente y de sus pueblos, en América no había gente en 1492 sólo prehumanos, animales salvajes y paisajes pintorescos por lo tanto la tierra que descubro es mía. Solo es persona o gente el que llega del otro lado del oceano en busca del dorado.
  • La ideología de la colonización "global e irreversible" , nada puede revisarse ni ponerse en duda la direccionalidad sacrosanta del progreso. TODOS LOS CAMINOS CONDUCEN AL NEOLIBERALISMO, para negarle a los pueblos la posibilidad de construir un camino propio y un mundo distinto.
  • La ideología mestiza de la "cultura única" o la "raza cosmica": es el cuento de siempre de que somos un "hibrido" una mezcla perfecta. Es decir todo está tan intrinsecamente unido que no se puede identificar ninguna cultura y en particular ya no se puede percibir lo indígena y lo afroamericano, sólo sobrevive lo español.
  • La ideología de la "pureza racial", del mejoramiento de la raza: categorías para mejoramiento compulsivo.

_ Salto atrás: si el hijo sale más oscuro que la madre.

_ Tente en el aire: si se mantiene del mismo color de la madre.

_Mejoramiento: si sale más blanco que la madre.

JURISPRUDENCIA
_Leyes de Indias (9 libros)/Consejo de Indias
_Nuevas Leyes
_Leyes de Burgos
_Recopilación de la Leyes de las Indias
_DD.HH
En Venezuela en el año 1882 durante el gobierno del general Antonio Guzmán Blanco dictó una ley con fecha 2 de Junio, desconociendo la ley anterior de 1847 artículo 72º donde refleja expresamente la presencia de los pueblos indígenas y sólo reconoce los que existen en los territorios Amazonas, Alto Orinoco y la Goajira.
NUESTRA CONSTITUCIÓN DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
Nuestra Constitución reconoce a los pueblos indígenas y dedica un Capítulo con 8 artículos referidos al reconocimiento de las comunidades indígenas, idioma, sus derechos de propiedad, los recursos naturales, valores indígenas, su cultura, su derecho a la salud, su economía, capacitación, derechos laborales, los tipos de propiedad (colectiva, intelectual), derecho a las tierras, participación política, y el formar parte de Venezuela.

CONCLUSIÓN
La determinación de los pueblos, la construcción de una concepción de un mundo de aceptación, de tolerancia y de paz, quedando claro que ello no implica que cada pueblo debe desarrollar su propio estado; sino un nuevo modelo político que acepte su realidad social. La masacre a la que hemos sido sometidos desde el punto de vista político, social y jurídico debe ser resarcida por aquella nación que siempre nos han visto cómo el patio trasero; debemos luchar para que nuestros derechos se hagan valer y cada tonelada que saquearón sea devuelta el compromiso es histórico ya que no se acabado ni el colonialismo, ni la resistencia; ambas son modernas y de tecnología avanzada. Nuestros pueblos originarios siguen luchando por un mundo de inclusión en la República Bolivariana de Venezuela nuestros indígenas contemplan un aparte.